El presidente de la Federación de Colegios de Ingenieros Civiles de la República Mexicana, Alfonso González Fernández, indicó que cerca de 40 por ciento de las empresas constructoras del país es “fantasma” y evade impuestos.

En entrevista en una gira de trabajo por la entidad, dijo que no hay datos puntuales que permitan dimensionar el problema que generan a México esas “empresas de portafolio”.

Servicios en MéxicoPor ello, expuso, “apelamos a que la autoridad sea muy cuidadosa en la selección de las constructoras y que no se creen al vapor. Al contrario, que tengan solvencia y personalidad para ser garantes de que la inversión se ejecute de manera correcta”.

Refirió que una empresa establecida de manera adecuada paga impuestos, nóminas, seguridad social, Infonavit y otras obligaciones de ley, “cuyos recursos después se convierten en el capital para hacer más obras y con ello se cierra un círculo de desarrollo”.

En cambio, indicó, las “empresas de portafolio”, según él, no pagan impuestos ni salarios adecuados, ni otras obligaciones y, por lo tanto, no generan un retorno de la inversión.

En este sentido, manifestó que pugnan para que las autoridades, en cualquiera de sus tres instancias, verifiquen a fondo que las empresas contratadas paguen sus impuestos.

Asimismo, aprovechó para hacer un análisis de las perspectivas que tienen del nuevo gobierno federal que encabeza el presidente Enrique Peña Nieto.

Consideró que es una buena propuesta del gobierno el incentivar lo que es la inversión en obra pública e infraestructura, conservando un déficit cero.

“Vemos con gran entusiasmo de que haya ésta disposición por parte del gobierno, porque la inversión en obra pública es un elemento que genera grandes movimientos económicos, puesto que la construcción tiene que ver directamente con 37 ramas de la industria”, destacó.

González Fernández planteó que para ver a futuro se debe hacer un balance del anterior sexenio, y sostuvo que las fluctuaciones en la economía nacional obedecieron a una crisis internacional.

Hubo una planeación macroeconómica adecuada, “pues pese a las bajas en los países poderosos se mantuvo la inflación y el tipo de cambio controlado, además de que no tuvimos grandes pérdidas, aunque nos estancamos y no hubo el crecimiento programado”, añadió.

Ahora, explicó, “con la administración de Peña Nieto creemos que tenemos una gran oportunidad de desarrollo para buscar un tasa de crecimiento cercana a seis por ciento al año, la que consideramos es muy buena y sin riesgo”.

Luego se refirió a Chiapas y al resto de las entidades del sur del país al señalar que una de las premisas de la Federación que él encabeza es la de buscar equidad en la distribución de los recursos federales.

González Fernández y otros directivos de esa organización colegiada nacional firmaron un convenio de colaboración con el ayuntamiento de Tapachula y se espera que en las próximas horas ocurra lo mismo con otros municipios de la frontera sur.// NSS Oaxaca

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Top