Los mexicanos leen una media de cinco libros al año. Tres y medio por gusto y casi dos por necesidad. El 42,7% de la población no lee libros.

Los datos se desprenden de la Encuesta Nacional de Lectura y Escritura desarrollada por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CONACULTA), hecha pública el lunes.

La lectura es sólo la quinta actividad de ocio en cuanto a inversión de tiempo para los mexicanos. Sólo un 21% menciona que es algo en lo que gasta parte de su tiempo libre, menos de la mitad que en la televisión, que un 52% ve en su tiempo libre.
Libros en México
La encuesta muestra un país desigual hasta para la lectura.


En la capital del país se lee un 57% más que la media del resto de México. Mientras el 40% de las personas que han llegado a la universidad afirma leer de manera habitual, entre las personas de niveles educativos más bajos, el porcentaje se reduce al 14% y el estudio señala como factor principal para el fomento de la lectura la incidencia directa de los padres y los maestros así como que a partir de los 18 años la frecuencia lectura disminuye hasta un 15%. También se registra un mayor frecuencia lectura entre quienes ganan más de 11.600 pesos al mes (unos 660 dólares), hasta un 40% más, que en los que ganan menos de esa cifra, en torno a la que se sitúa el ingreso medio en el país.

Es preocupante también la situación de la comprensión lectora porque un 45% de los encuestados afirma que en muchas ocasiones no comprende lo que lee.

Poco más de una de cada 10 personas descarga libros digitales, según la publicación. Y se trata, sobre todo, de jóvenes de entre 18 y 30 años de entornos urbanos.

Al menos parece que la lectura aumenta con el tiempo. En 2006 una encuesta de la misma institución encontraba que los mexicanos leían en promedio 2,9 libros al año lo que supondría que en la última década el hábito de la lectura ha aumentado. Lo que no cambia es que tanto en 2006 como en 2015, el texto favorito entre quienes declaran haber leído o hacerlo actualmente es la Biblia. Y en 2015, el segundo más leído después de la Biblia es "50 sombras de Grey" de la autora estadounidense E.L. Grey.

La situación mexicana no es mala si se compara con la de América Latina, donde la mitad de la población no lee, según un estudio realizado en 2012 por el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLAC), dependiente de las Naciones Unidas. Pero sí es mala si se compara con España o Portugal donde, según la misma institución se leían una media de 10 y 8,5 libros al año.

El trabajo de campo para la encuesta se realizó entre marzo y abril de 2015 con 5.845 entrevistas presenciales sin que se detalle el margen de error.// El Nuevo Herald.com

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Top