En México, las entidades bancarias otorgan préstamos a sus clientes de diversas maneras. Pero para entender mejor cuáles son los créditos bancarios, debemos diferenciarlos.

Existen distintos tipos de créditos otorgados por los bancos, algunos destinados a universitarios para que terminen su carrera, otros dirigidos a personas que necesitan un auto, los créditos hipotecarios que son préstamos para la compra de una vivienda y los créditos de nómina que son solicitados por los mismos cuentahabientes, para cubrir algún imprevisto y que las cuotas se descuentan directamente de la cuenta nómina.

Economía en MéxicoCada banco cuenta con diferentes productos de crédito y condiciones que varían de acuerdo al monto del préstamo, plazos y tasas.

Para conocer las características de los diferentes productos, hemos preparado una guía que puede ayudarle:

¿Cuál es el concepto de crédito?

El crédito es básicamente otorgarle cierta cantidad de dinero a cambio de una promesa de pago futuro, es decir, cuando celebramos un contrato de este tipo, una de las partes hace el préstamo a la otra parte y a cambio de ella recibe la promesa para que en el tiempo cumplido haga la reposición de ese bien que se le fue entregado.

Además, del “pedido de confianza” un crédito incluye el cobro de tasas de interés, comisiones y seguros.

Este pacto entre el acreedor y el deudor, se manifiesta mediante contratos que contemplan el monto, el plazo, las tasas, etc.

Créditos bancarios

Un crédito es la operación en la que una institución bancaria pone a disposición cierta cantidad de dinero, especificando un límite, el cual se establece en un contrato y ahí mismo se determina el tiempo en el que se pagará dicho crédito.

En los créditos bancarios dependiendo del monto se calcula un interés, el cual es diferente en los distintos bancos, este interés tenemos que irlo pagando cada mensualidad, pero si pagas antes tu crédito los intereses se cobran hasta el momento en que liquidas la deuda y no en su totalidad.

Por lo general solicitamos créditos bancarios cuando nos es necesaria más liquidez para poder cubrir un gasto, estos créditos pueden ser solicitados a través de una cuenta bancaria o por medio de una tarjeta de crédito.

Para que esta institución bancaria pueda otorgar el préstamo bancario es necesario hacer una solicitud de préstamo con la información verídica, la cual el banco comprobará para poder otorgar el préstamo. Es entonces cuando el banco asume un riesgo crediticio, es decir, que la persona a la que se le dará el préstamo cuenta con la solvencia para poder pagarlo.

A su vez se somete a la revisión en Buró de Crédito para saber si es un Buen candidato o no, esto significa que todas las deudas que asumió han sido pagadas a tiempo.

Para realizar los pagos se cuenta con una fecha límite mensual, la cual nunca cambia y en caso de realizar el pago después de tiempo se le cobra un interés moratorio por la tardanza.

Por lo general las instituciones bancarias te piden a un Aval, que es la persona que acepta realizar el pago de la deuda en caso de que no pueda pagar por algún motivo el titular del préstamo.

Así que antes de realizar un préstamo realiza las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es el ingreso mensual que debo tener para que me otorguen el préstamo?
  • ¿Cuál es el interés que debo de pagar?
  • ¿Cuándo son los días que debo de pagar?
  • ¿Cuál es el monto que pagaré mensualmente?
  • ¿Cuál es el interés que me cobran por pagar a destiempo?
  • ¿Cuánto te cobran por liquidar antes tu deuda?

Tipos de Crédito

Conocer los tipos de crédito existentes en la actualidad es de gran importancia, debido a que siempre buscamos un crédito que mejor se adapte a nuestras necesidades. De acuerdo a cada necesidad y posibilidad de la sociedad debemos elegir un crédito que sea a la medida de ellas.

Los tipos de crédito son:

  • Préstamo personal: Estos créditos son para poder solventar las necesidades inmediatas como los son viajes y otros gastos inmediatos.
  • Prestamos ABCD: Estos créditos son los que se otorgan para la adquisición de bienes y servicios con un valor y vida útil determinada.
  • Créditos hipotecarios: Es uno de los créditos más importantes, ya que son utilizados para adquirir casas o departamentos, y a su vez se encuentran amplias variedades de créditos hipotecarios.
  • Tarjetas de crédito: Es otra fuente de financiamiento, la cual, hoy en día es muy utilizada por las personas que la poseen, sirve para realizar compras de manera inmediata.
  • Crédito consolidado: Es un préstamo que junta todos los prestamos que se tienen al momento de contratarlo, creando un nuevo crédito único.

¿Cómo solicitar un préstamo?

  1. Presentándose a una oficina de un banco, informándose de los requisitos para recibir el préstamo pretendido.
  2. Operar por medio de Internet, resultando – en algunas entidades – favorable por economizar en cuanto a tasas y gastos administrativos.

Recomendaciones a tener en cuenta:

  • Prestar especial atención a la denominada “letra chica”. Esto incluye los intereses, comisiones y gastos, además de las garantías y el plazo establecido. Es muy importante que ninguno de estos factores quede librado al azar a la hora de la firma del contrato.
  • El dato principal a conocer es el costo financiero total del préstamo. Para esto, hay que comparar el Costo Anual Total (CAT), cuyo valor incluye el interés nominal, comisiones y gastos bancarios, que dan como resultado el total real del préstamo.
  • En la medida de lo posible, se recomienda que la tasa del préstamo sea fija y no variable, para poder hacer una cuenta real de lo que deberá abonarse mensualmente, sin estar sujeto a variaciones.
  • Si bien cuanto más largo sea el plazo menor será el costo pagado por mes, hay que tener en cuenta que a mayor plazo se incrementarán también los intereses, motivo por el cual hay que evaluar minuciosamente la situación financiera.

¿Me conviene un préstamo personal?

Mediante un crédito personal, se pone a disposición del cliente una suma de dinero acordada y por un plazo de tiempo fijado previamente. Es el cliente quien administra dicho monto retirando o devolviendo los fondos en el momento que considere conveniente. De esta manera, se puede abonar tanto parte como la totalidad de la deuda contraída, con la correspondiente deducción en el pago de los intereses.

Uno de los beneficios de los créditos personales, es que los intereses se pagan sólo sobre el capital utilizado. Es decir, el resto del dinero no genera intereses mientras permanezca en la cuenta sin realizar transacciones. Una vez cumplido el plazo de vencimiento del crédito, se puede llegar a otro acuerdo con la entidad financiera para renovar o ampliar el mismo.

Factores a tener en cuenta:

  • Es importante realizar una comparación entre las entidades financieras en base al costo por comisión y los gastos por otorgar el crédito en cuestión. Según cada caso, la comisión puede ser fija o bien, un porcentaje que se aplica al capital que fue solicitado.
  • Otra cuestión es el costo de la cancelación de la deuda en forma anticipada. Muchas entidades suelen exigir una cantidad de cuotas mínimas y cobrar comisiones por las operaciones realizadas.
  • Algunos bancos establecen como requisito para otorgar el crédito la apertura de una cuenta corriente. Los gastos de apertura y mantenimiento de la misma también deben ser tenidos en cuenta a la hora de solicitar un crédito.

Requisitos:

Éstos van a depender de la institución que los otorgue y el monto solicitado. Generalmente, los requisitos son los siguientes:

  • Contar con la nacionalidad o residencia del país donde se solicite el crédito.
  • Tener entre 18 y 79 años de edad, aunque puede reducirse de 21 a 65 años según la entidad. Este factor también está sujeto al monto requerido.
  • Demostrar ingresos por lo menos del doble del salario mínimo.
  • Tener el mismo domicilio por al menos dos años y un año en el mismo trabajo.
  • Presentar identificación oficial.
  • Comprobante de domicilio y de ingresos.
  • En algunos casos, exigen contar con una cuenta corriente de la entidad correspondiente.
  • Poseer un correcto historial crediticio.

Solicitud de crédito

Cuando solicitamos un crédito siempre nos otorgan una hoja que tenemos que llenar con los datos que nos piden y la firma de la persona que solicita el préstamo, además que algunos datos y requisitos que le piden al aval.

La solicitud de crédito para Personas Físicas pide como datos:

  • Nombre del solicitante
  • CURP
  • Nacionalidad
  • Estado civil (en caso de estar casados presentar Acta de Matrimonio)
  • Edad
  • Domicilio particular
  • Teléfono
  • Tipo de crédito solicitado
  • Referencias personales
  • Referencias laborales

Solicitud de crédito para Personas Morales:

  • Razón social o Nombre comercial
  • Registro Federal de Contribuyentes (RFC)
  • Comprobante de Domicilio (Predial)
  • Valor aproximado de la propiedad
  • Dirección particular del propietario o del Representante legal
  • Acta constitutiva
  • Copia del Balance General
  • Última declaración Anual

Las tasas de interés

La tasa de interés de los préstamos personales es una proporción o porcentaje que se aplica sobre un capital a un determinado tiempo o plazo pactado, es el precio que se tendrá que pagar por uso de fondos prestables, también se conoce  como el precio del dinero.

Esto es que cuando solicitas un préstamo o crédito (para el fin que lo necesites ya sea pago de viajes, bienes o servicios), el banco que otorgue el préstamo conforme a la capacidad de pago,  cobrara un interés o dinero adicional por  la cantidad prestada, por esta razón es necesario estar conscientes del compromiso que se adquiere porque en un tiempo determinado se pagara.

El monto del interés es variable basándose en la oferta y demanda de los productos y la competencia que se tenga. Entre más solicitado sea el producto menor será la tasa de cobro, también implica las condiciones macroeconómicas interna y externas sobre las perspectivas inflacionarias.

Es muy importante antes de tramitar algún préstamo conocer los productos con los que cuentan las entidades financieras para saber cuál se ajusta a tus necesidades y  cual  ofrece una tasa de interés baja y el tiempo de pago.

La tasa de interés se basa en los siguientes factores:

  • Es fijada por las normas del banco de México.
  • Con la economía en los mercados.
  • En la relación de las inversiones del banco que está otorgando el préstamo.

Las tasas más usuales son:

  • Tasa de interés activa: esta es la que cubren los clientes a las entidades bancarias.
  • Tasa de interés pasiva: es lo que la entidad bancaria le paga a las personas que depositan su dinero ya sea por inversión o ahorro.
  • Tasa de interés preferencial: este tipo de tasas están entre lo inferior a la media o normal en lo general.
  • Tasa de interés real: tasa general vigente a la tasa de inflación.

CAT en los préstamos

Desde la implementación del Costo Anual Total (CAT) se ha transparentado el mercado de los préstamos en México, ya que es obligación, según lo establecido por el Banco de México, su publicación tanto en los folletos informativos en sucursales bancarias como en las webs de las instituciones financieras.

Por lo tanto, si está interesado en contratar o comparar un credito automotriz, prestamos personales, uno hipotecario, o una tarjeta de crédito debe prestar atención al CAT.

¿Qué elementos de un prestamo incluye el CAT? Integra la tasa de interés que aplica a la financiación, las comisiones y otros gastos que se integran al costo como comisión de apertura, gastos de investigación, seguros, etc.

Ahora que el CAT está vigente, le permite a los usuarios de bancos poder comparar y elegir la opción más barata ya que en un porcentual final, se resumen todos los costos en los que incurrimos al contratar un préstamo.

Si quieres, puedes conocer como se calcula el CAT, lo cual te ayudará a comprender aún más como funciona esta herramienta, porque muchos suelen escoger un préstamo por el tipo de interés, pero olvidan que lo que realmente pagarán es el CAT.

Después de los cambios que ha sufrido, debe tener presente que no se incluye el IVA como parte del CAT ya que como ha informado la Condusef, este impuesto no se cobra en algunos créditos, lo que dificulta la comparación entre opciones; y a que la tasa impositiva no es la misma en todo el país.

Recuerde que en toda la publicidad, contratos y estados de cuenta se deberá incorporar la leyenda “Sin IVA”, inmediatamente después del valor correspondiente al CAT.

Es importante mencionar que el excluir el IVA del cálculo del CAT, no implica que la institución que ofrece el crédito lo dejará de cobrar. El pago de este impuesto es una obligación por ley que se seguirá aplicando.

Otro aspecto interesante es que el CAT que se dé a conocer con fines publicitarios, se calcula con la tasa de interés promedio que corresponda al producto, y no con la tasa de interés máxima.

Cuando se informe el CAT deberá aparecer un solo valor, no mínimos ni máximos, se expresará en términos porcentuales anuales, redondeado a un decimal (por ejemplo: 29.2%), y en publicidad y propaganda se incorporará la leyenda “CAT Promedio”.// Los Préstamos Personales (MX)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Top