Solo en el 2014 hubo más de 300 agresiones contra mujeres defensoras de los derechos humanos y periodistas. Algunas formas de violencia incluyen amenazas a sus familias, campañas de difamación por parte de los medios, desapariciones forzadas y feminicidios.

La Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México (RNDDHM) señaló este domingo que entre 2010 y 2014 fueron asesinadas 32 mujeres entre activistas y periodistas mexicanas.

Muertes en MéxicoEsta cifra saca a relucir el peligro que corren las mujeres que se dedican a defender los derechos humanos o ejercen el periodismo en ese país latinoamericano.

Un claro ejemplo de que la violencia contra las mexicanas activistas y periodistas ha ido en aumento es que entre 2010 y 2013 hubo 398 agresiones de diversos tipos, mientras que solo en el 2014 se registraron más de 300, apuntó la red.

Así ha crecido el fenómeno de las agresiones contra defensores de derechos humanos y periodistas: en 2010 se registraron 35; en 2011, 43; en 2012, 118, y en 2013, llegó a 202.

De acuerdo  a un estudio del grupo social, las activistas que sufren la mayor cantidad de agresiones son las que se dedican a defender la tierra y el territorio, seguidas por las defensoras de otras mujeres, las cuales son víctimas de violencia intrafamiliar, feminicidios o desaparición forzada.

El estudio de la red, que está integrada por 97 organizaciones de 22 estados mexicanos, también determinó que los autores de los ataques pueden ser personas desconocidas, servidores públicos como policías o soldados, así como de empresas trasnacionales que impulsan megaproyectos económicos.

La coordinadora de la RNDDHM, Atziri Ávila, indicó que los medios de comunicación también agreden a las mujeres mediante campañas de difamación que se componen de un lenguaje sexista contra las defensoras de derechos humanos, con el propósito de desprestigiarlas y criminalizar su trabajo.

Ávila explicó que los agresores también amenazan a las mujeres activistas y periodistas con hacerle daño a sus hijos. Además, existe un hostigamiento de carácter sexual.

Casos recientes

Norma Mesino, dirigente de la Organización Campesina de la Sierra del Sur:Ha sido agredida y amenazada varias veces en los últimos meses. Aún así, Secretaría de Gobernación le ha negado protección.

Integrantes del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (Chihuahua):Han sido víctimas de una campaña de difamación realizada por varios medios locales que cuestionan y se refieren a su labor de manera despectiva.

La directora regional de la Coalición contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe,  Teresa Ulloa, ha recibido amenazas por personas cercanas al exlíder del Partido Revolucionario Institucional (PRI)  en el Distrito Federal, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, por denunciar una supuesta red de prostitución que éste encabeza.// Telesur

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Top