Conozca la historia de un superdotado mexicano que a los 20 años de edad ya tiene un máster en Psicología y termina sus estudios de doctorado.

La Organización Mundial de la Salud define a una persona superdotada como aquella que tiene un coeficiente intelectual superior a 130. Andrew Almazan Antoya, joven mexicano de 20 años, superó esta barrera cuando tenía 14, revela ‘Infobae’. A los 10 años el chico terminó la escuela primaria  y a las 11, la secundaria. A los 16 años se graduó como psicólogo y a los 20, como médico en una de las universidades más prestigiosas de Latinoamérica. Además ya tiene un máster en Educación con Acentuación en Desarrollo Cognitivo. Actualmente realiza un doctorado.

Mentes prodigiosas en México"Mis problemas comenzaron cuando era un niño. Desde los 4 años ya sabía leer... pero tenía una profesora que me decía que todo el día repitiera la letra A. Le decía que ya la sabía y que conocía todo el alfabeto pero ella insistía. Me decía que era obligatorio", recuerda Andrew. Esta situación es bastante frecuente entre los niños con estas características. Muchos superdotados son rechazados e incomprendidos desde pequeños y sufren acoso escolar por parte de otros alumnos.

El factor genético también influye. Así, las dos hermanas pequeñas del mexicano, de 13 y 16 años, terminarán el año que viene su carrera de Psicología en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, México, donde estudian juntas.

Andrew ha comentado cuales son, a su ver, las características más comunes de los superdotados. En primer lugar, se trata de unos niños hiperactivos, que se aburren fácilmente pero, a la vez, tienen un gran deseo por aprender cosas nuevas y están en continuo movimiento. En segundo lugar, se interesan por temas atípicos para su edad. Por último, tienen una sensibilidad emocional.// RT (COM)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Top