Las exportaciones son el motor de la industria de vehículos pesados establecida en México, sobre todo ahora que las ventas en el mercado interno andan flojas.

Al cierre del primer semestre se comercializaron al mayoreo 16 mil 104 unidades, 11.7% menos que en el mismo periodo del año anterior. Las ventas al menudeo, al público en general, también cayeron, 16.2% en comparación con 2013, detalló Miguel Elizalde, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (Anpact).

Elizalde atribuye esta caída a diversos factores, entre los que resaltan la incertidumbre generada por la reforma fiscal –que limita la deducción de los vehículos nuevos-, un bajo crecimiento económico y la importación de vehículos usados desde Estados Unidos.

El líder gremial prevé que para la segunda mitad del año haya un repunte en las ventas, siempre y cuando se den condiciones adecuadas, como la entrada en vigor de las reformas legislativas para regular la antigüedad de las unidades que circulan por el territorio nacional, el lanzamiento de esquemas financieros accesibles para la renovación de las flotas y el fortalecimiento del programa de chatarrización.

Estadísticas de MéxicoMientras esto ocurre, las exportaciones representan la principal salida de la producción de camiones y tractocamiones. De las 135 mil unidades que se producen en el país, cerca de 100 mil se envían al exterior, es decir 75% del total.

El principal destino es Estados Unidos (90.5%). Muy lejos están Perú (2.6%), Canadá (2.1%), Colombia (1.3%) y Chile (1.3%).

Actualmente México es el cuarto exportador de vehículos pesados y el segundo de tractocamiones, tan solo por debajo de Alemania.// Manufactura (MX)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Top