El cine mexicano vivió en 2013 su mayor éxito comercial de la última década.

Las películas nacionales generaron durante 2013 unos 1,270 millones de pesos, casi el triple que en 2012, según datos del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine). Fue el mejor año de la historia en cifras absolutas, sin tener en cuenta la inflación.

El cien mexicano"El éxito de Nosotros los Nobles y de No se aceptan devoluciones no se entiende sin las estrategias de ambas películas", dice Víctor Ugalde, presidente de la Sociedad Mexicana de Directores-Realizadores de Obras Audiovisuales. Respondió a una combinación de políticas de producción y estrategias comerciales que muestran que el cine mexicano está aprendiendo a hacer negocios.

Nosotros los Nobles recaudó más de 339 millones de pesos y No se aceptan devoluciones, dirigida y protagonizada por Eugenio Derbez, logró 598. En conjunto, las dos cintas recaudaron 937 millones, casi el doble de los ingresos totales de las 67 películas estrenadas en México durante 2012.

En 2006, el gobierno incluyó en la Ley del Impuesto sobre la Renta un artículo que permite a los contribuyentes deducir una porción de esta tasa si destinan dinero al financiamiento de películas mexicanas.

Esto permitió a las empresas inyectar recursos sustanciales a la industria. Tan solo el año pasado, más de un centenar recurrieron a este mecanismo —conocido en la industria como Eficine— para invertir 500 millones de pesos, que es el límite establecido por el programa. Los años anteriores también se alcanzó este tope.

No se aceptan devoluciones recibió 10 millones de pesos por este medio, todo de empresas de Carlos Slim: Fianzas Guardiana Inbursa, Afore Inbursa, Patrimonial Inbursa y Seguros Inbursa. Esto cubrió una quinta parte del costo de la película, de unos 50 millones de pesos.Nosotros los Nobles obtuvo por este programa 20 millones de pesos, provenientes de la financiera Consupago y de Effem México, compañía de comida para mascotas y dulcería. Con ello financió el 80% del presupuesto del filme.

"Los mecanismos de apoyo fiscal lograron sacar a la industria de una situación de severa crisis", señala Ugalde. En 2003, la industria produjo 25 películas en México. En 2013 fueron 91.

Pero para que una película mexicana tenga éxito, la promoción es fundamental.

"La mercadotecnia de las películas mexicanas se ha sofisticado paulatinamente", dice Mauricio Durán, vicepresidente de Mercadotecnia y Distribución en Universal Pictures para México y América Latina. "Algunas películas mexicanas hacen estudios previos y análisis para crear estrategias de mercadotecnia que posicionen el título antes de su estreno", agregó.

Sin embargo, lograr recursos de inversionistas privados es complicado. "Actualmente, los mecanismos de financiamiento privado para películas aún están basados mucho en la relación personal con el inversionista", dice Vidal Cantú, productor de Kenio Films, que lanzará en 2014 un filme sobre Cantinflas.

A pesar de ello, no existen elementos para creer que este año no pueda ser tan bueno como el anterior para la industria cinematográfica mexicana.

"Creo que sí están dadas las condiciones para que los buenos resultados del cine mexicano se repitan", dice Leonardo Zimbrón, productor de Nosotros los Nobles.// México (CNN)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Top