En una escala del uno al 10, la educación en México obtuvo un valor de 6.9 a nivel nacional en 2013, sólo 0.1 mayor al del año pasado, según los resultados del segundo Informe de Progreso Educativo (IPE) de este año.

Miguel Székely Pardo y Daniel Moska Arreola, directores del Instituto de Innovación Educativa y General del Tecnológico de Monterrey, campus Santa Fe, respectivamente, presentaron este estudio que evalúa la calidad, la cobertura y el logro académico en el país e integra datos de primaria, secundaria y educación media superior, a nivel nacional, estatal y municipal.
Educación en México
El informe, elaborado por el Instituto de Innovación Educativa del Tecnológico de Monterrey, señala que a este ritmo tomará 11 años alcanzar un valor de ocho puntos.



De acuerdo con esta medición, entre 2008 y 2013 el avance ha sido en promedio de sólo 0.2 puntos por año, lo cual indica que la educación ha estado estancada.


El progreso educativo para primaria fue de 7.6; para secundaria se sitúa en 6.8, y para la educación media superior en 6.3, remarca el Tecnológico de Monterrey en un comunicado de prensa.

El nivel con más cobertura y logro es el de primaria, con 9.6 y 9.2 sobre 10, mientras que el que ocupa el último sitio en estos indicadores es la educación media superior con niveles de cobertura y logro de siete y 8.3 puntos.

En materia de calidad, el menor puntaje de todos se observa en la secundaria con 1.9 puntos y a nivel estatal el progreso educativo para 2013 oscila entre 6.2 y 7.6 puntos.

Las cinco entidades que presentan más índice son: Baja California, Sonora, Distrito Federal, Baja California Sur, y Tabasco, todos con un valor mayor a 7.2 puntos.

En tanto que los cinco estados con menor nivel son: Veracruz, San Luis Potosí, Guerrero, Michoacán y Oaxaca, con valor menor a 6.7 puntos.

Entre 2008 y 2013, Chiapas, Durango, Tabasco, Sonora y Campeche observaron el mayor crecimiento en el IPE, mientras que las menores tasas de mejora se registran en Oaxaca, Distrito Federal, Nuevo León, Aguascalientes y Coahuila.

A nivel nacional Oaxaca es la entidad con menor crecimiento en los últimos seis años y para que esta entidad alcance el promedio observado en Baja California, tomará 28 años a la tasa de progreso actual, y llevará 35 años alcanzar un nivel de ocho puntos.

Entre 2008 y 2013 Nuevo León salió del grupo de entidades con mayor IPE y fue sustituido por Tabasco.
En el extremo opuesto, Puebla y Chiapas salen del grupo de los cinco estados con menor nivel, y su lugar lo ocupan Michoacán y San Luis Potosí.

Destaca que en el caso de Oaxaca y Michoacán, el IPE es incluso menor al que se esperaría dado los niveles de ingreso y pobreza en estas entidades.

El Tecnológico de Monterrey indicó que el Informe 2013 incorpora un análisis sobre los factores que se asocian a un mayor nivel de progreso educativo en México con base en la experiencia de los últimos seis años.

La conclusión de esta medición es que a mayor tecnología en las escuelas, mayor preparación académica de docentes y directivos, mayor capacidad instalada de los estados para atender la demanda por servicios, y menor nivel de pobreza, mayor ha sido el nivel y el crecimiento del IPE en las entidades del país.

Por otra parte, se observa que mayores salarios de los docentes, y mayor gasto federal y estatal por alumno no necesariamente aumentan el valor del IPE.

En cuanto a las características del hogar, se obtiene que cuando un hogar cuenta con acceso a Internet y electricidad, y el padre de familia cuenta con empleo, tiende a haber mayor progreso educativo a nivel familiar.

Por otra parte, el que un hogar se encuentre en zonas rurales, sea de alguna etnia indígena o cuente con menor ingreso, está asociado a menor progreso educativo.// El Economista (MX)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Top